domingo, 12 de junio de 2011

LLuvia

Gracias Dios por la lluvia...

Por el agua que cae del cielo

para refrescar la tierra

por la sed que apaga

por la vida que crece

la salud y por la lozanía

porque sin lluvia no hay vida

y sin vida no hay amor

y sin amor nada crece

porque desamor y aridez

son dos formas de decir lo mismo.

y porque nadie que haya tenido un amor

grande o pequeño

olvida la dulzura de la lluvia

cuando llega la estación seca.

Malena Cid

©Todos los derechos reservados.