martes, 3 de julio de 2012

Lamento de un vapiro II


Vampiro, quimera,
o taciturno sueño fantasmal
el deseo en la fosa era el mismo,
la añoranza y los recuerdos también.
He sido –o soñado – ser un desalmado,
criatura sedienta de placeres,
catador de sabor y de color.
Rey de un mundo de crueldad perfecta,
donde el dolor, con dolor desaparece.
Despiadado predador,
 agazapado, en esquina cualquiera,
en un tiempo sin tiempo,
esperando la dicha de la sangre.
Hasta que una noche,
bajo la luna de agosto,
el destino me trajo el reflejo,
del mal que habitaba tras mis sangrientos,
en las pozas limpias, de tus ojos tiernos.
Debí dejarte,
matarte, odiarte y después olvidar,
en vez de hacerlo, te amé,
me apropie de tu esencia,
te bebí lentamente,
poco a poco,
trago a trago,
te traje muerte y dolor,
vida me diste a cambio,
y a pesar de pertenecer a las sombras,
fue a ti a quien entregué,
la moribunda luz
de un corazón a oscuras.
Malena Cid
2012©Todos los derechos reservados.