domingo, 8 de julio de 2012

Contradicciones II


Algunas veces te extraño,
como la luz del sol a las azaleas,
para darle sentido a su existencia.
te llevo bajo mi piel de barro, distante como la luna de abril,
eres lo que no tengo y deseo, odio y evito, sigo y busco,
 el perseguido, el fugitivo, mi cárcel y libertad a la vez
La marca ardiente de unos dientes en mi piel morena,
dolor ausente y sordo que roe mi entrepierna, marchita mis pechos
e ilumina mis noches de soledad.
Amarte es un último anhelo y un primer mandato,
una cobra de hielo enroscada en el corazón, fuego en mi vientre.
Eres el colmo de lo imposible,
que siempre termina por ocurrirme,
una nota al margen, en el libro inacabado de mi vida,
que sin embargo recordaré por siempre
Mi amante y amado, sueño prohibido,
fantasía trocada en némesis, venganza injusta,
una apuesta de todo y nada, en un solo volado,
mi hombre, mi ardor, la espina clavada en el costado,
sombra en mis noches oscuras,
frio de seda al deslizarse sobre mi piel desnuda.
luminosa hora que da sentido a mi vida,
para después sumirme en el ocaso,
Eres la seducción de lo inalcanzable
y por ello, doblemente bendito.
Malena Cid
2012©Todos los derechos reservados.