lunes, 16 de mayo de 2011

Carta a La Bella durmiente

Querida Aurora:

He estado pensando seriamente en nuestra relación y siento que no está funcionando. Perdona si soy muy rudo al hablar pero siempre he creído que la honestidad es clave para una vida feliz. Así pues tengo que decirte que ya estoy harto.

No lo puedo ocultar, tu flojera es simplemente espantosa y aunque tu madre diga que es un problema neurológico estoy más que seguro que tu narcolepsia no es más que pereza. ¿De que otra forma se explica que en tus vacaciones en la Riviera los únicos momentos en los que dormías eran entre las ocho de la mañana y las seis de la tarde?

Así es mi querida Aurora, lo sé todo, no hay una sola de tus aventuras que no haya sido registrada por ese periodista de apellido Perrault que parece estar metido en todo.

Estoy más que segura que cuando decidiste acompañar a Blanquita en sus vacaciones no se te ocurrió que quizás alguien notaría tus escapadas pero ya ves que es así.

De buena fuente sé que te han visto en todos y cada uno de los bares de mala muerte de la Riviera, sé que has hecho escándalos incluso se rumora que has llegado hasta las manos con esa chica Bella y todo por su bestia.

También he leído que te la has pasado de lo lindo con el Lobo, y sabes bien que me refiero al que se apellida Feroz. Estoy más que seguro que con él no te hiciste a la dormida.

Sé que dirás que nuestra vida sexual deja mucho que desear pero querida la verdad es que a mí eso de la necrofilia no me va

La verdad Aurora, no entiendo tu afición por esa clase de seres y no creas que lo digo por despecho, me costa que aquella vez que fuimos de vacaciones a Nunca Jamás estuviste coqueteando con Garfio y ni mencionar el lio en que metiste a ese ogro verde (no recuerdo el nombre) cuando le acariciaste la pierna frente a las narices de su esposa.

En fin después de todo lo que he dicho siento que lo mejor es separarnos en buenos términos.

Así para mí siempre serás la Bella durmiente sin que llegues a convertirte en esa Horrorosa huevona.

Pero independientemente de nuestra separación quiero aclarar un punto. No se trata de que esté interesado en otra mujer.

Para nada… y si te han contado que me han visto con otra por ahí, (es decir con la chica que trabaja como ayuda domestica en casa de las malvadas hermanastras Anastasia y Griselda) es pura mentira, nunca he salido de su casa a las tantas de la madrugada y si te topas con alguna foto debe ser de alguien parecido a mí.

No es que no conozca a la chica, pero es que ella y yo solo somos buenos amigos sin ninguno otro interés de por medio.

Sin más que decirte queda de ti, tu ex príncipe y espero que tú amigo por siempre… jamás:

Felipe.