sábado, 21 de enero de 2012

En llamas


Aferrada a tu espalda,
con los muslos ardiendo,
y los ojos cerrados,
y los labios henchidos.
Con la carne en llamas,
y los pechos colmados,
en la cama deshecha,
sobre sabanas rotas,
y despojos del día.
Con el alma tranquila,
entre puertas cerradas,
entre cuatro paredes,
entre el cielo y la tierra,
lo profano y divino,
el espíritu en éxtasis,
sosteniendo tu peso,
inhalando tu aliento,
recibiendo tu embate,
amándote por completo.
Malena cid
2012©Todos los derechos reservados.