sábado, 10 de noviembre de 2012

¡Ánimo!



Basta de llorar tus penas,
cesa ya de lamentos y de quejas.
deja de revolcarte en ofensas,
párate sobre tus pies y pelea.
No eres hija de la fragilidad,
sino de la fuerza,
y la victoria no es asunto de velocidad,
más bien de resistencia.
Recuerda amor mío:
eres bruja, no princesa,
y no necesitas hombre alguno,
para llamarte mujer,
pues lo eres desde antes de nacer.
Estas en este mundo, no por capricho,
no eres un accidente del destino.
así que baila descalza bajo la lluvia,
eleva tu voz por sobre el trueno,
sal al balcón y comete los vientos,
y no temas a nada,
sino a tu propio miedo.
Malena Cid.