viernes, 8 de junio de 2012

Una entre tantas...

Buen día, (o noche) Padre de la creación,
aunque tal vez deba llamarte madre,
puesto que de ti nací.
soy yo, Malena,
y Amparo y Joana y Emilia, y Carola,
e Irene y Eva y María y Sonia y Luisa
y tantas más,
simplemente una mujer como todas,
imaginada mucho antes de existir,
para ser deshecha apenas la idea sea completa.
Soy una estela de espuma en el océano del tiempo,
jardín salvaje en medio del sembradío,
pluma sencilla que es parte de un colorido plumaje,
Soy un rostro anónimo en una multitud,
solitario hilo en el tapiz de la vida,
sin el cual la trama entera, carecería de sentido.
Soy renuente estrella escondida a plena vista,
el verdor de una sola hoja en un magno follaje.
Soy lo que soy, y en éste día (o noche) de calma,
 te pido, padre,
(o madre):
La fuerza para seguir siendo, lo que has dispuesto sea:
Una, entre tantas otras,
Otra, entre tantas unas,
múltiple y original,
irreemplazable y  redundante a la vez,
niña de la creación, de la luz y de la vida,
del caos y la noche.
En dos palabras padre,
(o madre):
tu hija.
Malena Cid
2012©Todos los derechos reservados.