domingo, 1 de abril de 2012

Ausencia


Que largos y tediosos son los sábados sin ti
seco vientre de solterona antigua,
donde debo reclinar mi tedio,
me asfixia ese silencio de tu huida trae,
odio el vacio que se extiende cual tentáculo maligno,
buscando una carne a que adherirse.
Me harta el pulso de las horas muertas,
de ese, corazón mecánico que late en la cocina,
y cuya monótona cantinela anuncia, salto a salto,
que siempre faltara un cuarto para cada hora.
No quiero vivir así, no puedo,
existiendo a media jornada entre el hubiera y es,
obligándome a regresar en tiempo de la memoria
para al menos, amarte en el recuerdo,
en un vano intento por saltarme el sábado de distancia,
y esa carga de lánguidas de ausencias,
tan absolutas y rotundas,
que al final se convierten en presencia.
Sudario hecho de melancolía.
Malena Cid
2012©Todos los derechos reservados.