sábado, 24 de septiembre de 2011

Antes de la tormenta.

Desde mi playa aguardo,
un electrificado nudo de nervios,
A la espera de tu barco.
con el pecho convertido hormiguero,
la piel erizada de esperanzas y de sueños,
imposibles de expresar en octosílabos.
Tengo el alma agitada, la vista al frente.
Hay mucho de mí en juego:
Parte de mi alma,
Que flota a tu lado a merced de las corrientes.
Parte de mi corazón
a la costa anclado por tu amor.
con los fijos ojos en un horizonte de nubes en carrera,
rezando por que aun no comience la tormenta,
esperando a que tu nave llegué a puerto
a tomar posesión de mi costa inconquistada
a llenarme de lirios la ensenada.
a colmar mis manos con tesoros de piratas,
o a descansar sobre tu pecho
esperando a que pasé la borrasca.
Malena Cid
©Todos los derechos reservados.