martes, 18 de septiembre de 2012

Elegía mínima de la manzana






Muérdeme de una vez,
estúpida Blanca Nieves,
entierra los dientes en mi suave forma
deja que el jugoso chismorreo,
lleno de enanos que parecen príncipes.
brujas que no saben hechizar
y dragones que no tienen dientes,
llené tu boca con el sabor de mi muerte.
Muerde
y  arráncame un pedazo
que después de todo,
soy la fruta de la discordia,
y tu madre, a la fuerza impuesta,
me ha dado a ti
por ser la bella entre las bellas.
Muerde
y enseguida ahógate
con mi carne plagada de hastío,
que sin duda Eris estará más que complacida.
Muerde
y comprende,
princesa piel de ventisca,
que no tendrás más final feliz
que aquel que el olvido te regale.

Malena Cid
2012© Todos los derechos reservados.