jueves, 5 de septiembre de 2013

Bruja



Vivo en el corazón de la tormenta, piel de lluvia, cabellos de eléctrica belleza, soy el esplendor de mil soles, el coraje de mil mares, la furia de todas las mujeres que alguna vez fueron despechadas, vivo entre la carne trémula y la conciencia muerta, pues soy la que nadie quiere y todos desean. Llámame bruja y prende la hoguera bajo mis pies, o nómbrame ángel de tu guardia, llévame al lecho y convierte mi inocencia renacida entre tus manos en mortal pecado, para después señalarme y maldecirme.
Toma mis ojos y mira el mundo desde el pedestal ingrato en donde vivo arrinconada, mis manos y trabaja la tierra a la que estoy encadenada, deslízate en mis muslos, donde la seda y el acero conviven, para dar a luz a los hijos que nadie quiere.
He la apurado la copa de mil iniquidades, soportado violencia, cometido una poca, he sembrado trigales para cosechar abrojos y tenido la luna en el envés de una rosa.
He pasado por mucho, he llorado aún más, he salido avante contra todo lo malo y reído más tarde al recordar.
Así que príncipe de todas las mareas, rey del vacío, lengua de plata que acaricia y mata, comprende que nunca seré tuya
Me pertenezco a mí.
Malena Cid
2013©Todos los derechos reservados.